JET LAJ
Cuando existe una diferencia de al menos 6 horas entre nuestro lugar de origen y de destino se produce una desincronización en nuestro ritmo biológico conocido como jet laj.
Se sufre mayor irritabilidad, cansancio, dolor de cabeza y alteración del sueño.
Para paliar sus efectos es conveniente que se siga el ritmo del país de destino adecuando nuestros horarios a los habituales del lugar, es necesario evitar los excitantes y el alcohol, realizar ejercicio físico que nos ayudará a conciliar el sueño y exponernos a la luz natural.
Dependiendo de cada caso se pueden tomar medidas farmacológicas para ayudar a regular nuestro sueño.

SÍNDROME DE LA CLASE TURISTA
Aunque no hay todavía suficiente evidencia científica se ha relacionado la formación de trombos tras un recorrido largo en avión con la falta de espacio del aparato y la falta de movimiento de los pasajeros.
Para prevenir la formación de dichos trombos se recomienda llevar ropa cómoda y holgada, beber líquidos y levantarnos cada 2 horas para dar un paseo o en su defecto contraer y estirar los músculos de las piernas.
Si el médico lo recomienda podemos tomar ácido acetilsalicílico antes de viajar.

MAREOS
La sensación de mareo que se produce es consecuencia de una pérdida del equilibrio provocada por el movimiento externo.
Hay múltiples productos farmacológicos para luchar contra el mareo así como multitud de remedios caseros pero independientemente del tratamiento es recomendable viajar en la parte de delante de coches y autobuses, en la parte del medio en los barcos y sobre el ala en los aviones; no ir en ayunas pero tampoco realizar una comida copiosa; ventilar, si es posible, el habitáculo donde viajamos; evitar la lectura manteniendo la vista fija en el horizonte y lo más lejos posible.

MIEDO A VOLAR
El avión es el medio más fiable y seguro que existe para viajar pero hay muchas personas que tienen fobia a volar.
Las causas a que se desarrolle un episodio de ansiedad en el vuelo pueden ser muchas como miedo a la altura, las turbulencias, la falta de espacio…
Los síntomas se manifiestan mediante sudoración excesiva, tensión muscular, respiración rápida…pero el miedo a volar se puede superar, para ello existen curso específicos que nos ayudan a controlar la ansiedad y vencer este miedo.