REALIZAR
Para sacar el mayor partido a sus fotografías es recomendable leer el manual de instrucciones de la cámara ya que si no conoce bien su funcionamiento no podrá aprovechar todos sus recursos.
No reduzca la resolución de las fotografías para que quepan más en la tarjeta ya que estas pierden calidad así mismo hay que ser previsor y salir de viaje con la batería cargada y la tarjeta de memoria vacía.
Cuando realice las fotografías en el lugar donde ha viajado procure elegir lugares iluminados evitando el contraluz y con fondos sencillos utilizando el flash si es necesario, pero no olvide que el flash iluminara los objetos que se encuentren como máximo a 4 metros; contrariamente a lo que creemos la utilización del flash no es necesaria únicamente en interiores oscuros, cuando realizamos fotos exteriores con luz solar muy brillante se crean sombras muy contrastadas y si queremos evitar las el flash nos ayudará a ello.
Evidentemente la temática de las fotografías es totalmente libre pero recuerde que lo interesante es capturar imágenes que no sean habituales en su lugar de origen y dejar constancia de su visita retratando a sus acompañantes y a usted mismo.
Para realizar la toma correcta sujete la cámara con las dos manos, sin tapar el objetivo ni el flash, para asegurar una mayor estabilidad.
Las cámaras digitales incluyen preajustes que le ayudaran a graduarla dependiendo del tipo de fotografía asegurando un buen resultado y también cuentan con opción manual que le dará mayor libertad para experimentar. 
La composición fotográfica ganará interés si utiliza la llamada regla de los tercios, la cual consiste en dividir visualmente la foto en tres partes, tanto horizontal como verticalmente, y luego situar al sujeto sobre una de las intersecciones. No tenga miedo de experimentar con la luz o girar la cámara para probar distintos encuadres, cambiar el punto de vista agachándonos, acercándonos más, etc. Recuerde que gracias a las cámaras digitales podemos disparar a discreción para tener más posibilidades de encontrar la foto definitiva.

EDITAR
Antes de comenzar a editar nuestras fotografías debemos realizar una copia de seguridad para evitar perder las originales en caso de que tras realizar unas modificaciones que no nos gustan grabemos los cambios. No se arriesgue a perder el recuerdo de momentos inolvidables. 
Al descargar las fotos de la cámara al PC asegúrese que dispone de suficiente espacio en el disco duro y que estas se descargan a la mayor resolución.
Podemos utilizar un editor fotográfico para mejorar, retocar o crear efectos (lo mejor es realizar los cambios a la vez antes de guardar la imagen y a que cada vez que guardamos se pierde algo de información reduciendo la calidad) teniendo claro el uso final que le daremos, si será para impresión, ampliación, enviar por e-mail…

IMPRIMIR
Podemos optar por imprimir en casa las copias o realizarlas e una tienda especializada.
Imprimir imágenes digitales en una tienda es más económico ya que ni el papel fotográfico ni la tinta de la impresora son baratos. 
En la mayoría de las tiendas podremos realizar las copias nosotros mismos de manera instantánea mediante los kioscos digitales.
Llevaremos las imágenes directamente en la tarjeta de memoria de la cámara, en un CD o podemos transferir las imágenes desde el teléfono móvil o PDA mediante la tecnología Bluetooth o infrarrojos.
Una vez descargadas las imágenes podemos visualizarlas y editarlas para eliminar los ojos rojos, recortarlas, cambiar el contraste, añadir texto, etc. 
Seleccionaremos el tamaño y el número de fotos y la impresora de sublimación térmica realizará copias de alta calidad en el mismo tipo de papel que las convencionales.
Si optamos por imprimir en casa las copias debemos de tener en cuenta a que tamaño realizaremos las copias y cual es la resolución de la fotografía.
Conviene tener en cuenta que en los negativos la relación de tamaño es 2:3 (10x15cm, 20x30cm etc.), mientras que en las cámaras digitales es de 3:4 debido a la proporción de los monitores. Esto quiere decir que para imprimir fotos digitales en los tamaños tradicionales es necesario recortarlas.
Hay impresoras específicas para fotografías pero también podemos utilizar la habitual que ofrecen una resolución suficiente para imprimir fotos.
Hay que manipular el papel con cuidado para no dejar huellas de dedos, tras la copia dejarlo secar y esperar al menos 6 horas para enmarcarla.